Mensaje de la esencia para la humanidad, “Cierre de un año e inicio de otro”

En realidad sólo es relevante en el sentido en que lo es para los seres humanos. No hay tiempo en realidad, una numeración impuesta de manera programada, que lleva la cuenta que tampoco es real, las personas han permitido durante mucho tiempo ser manipuladas por estas cosas, y por otras más que tienen que ver con ciclos, que tienen que ver con rituales hechos, pero que en realidad no marca ninguna diferencia en el interior de las personas, ni tampoco en el exterior, al contrario lo único que hacen es acelerar procesos que fueron impuestos a la humanidad para quitar poder, como la vejez, la percepción de que las personas se sientan cada vez más acabadas, avejentadas, y por último toda la parafernalia alrededor de esto, los juegos artificiales, las luces, la falsa ilusión de unión, de tiempo, de nobleza del corazón, cuando en realidad todos esos conceptos de unión, de solidaridad, de unidad, deberían ser una práctica proveniente desde su propio ser, desde lo que en realidad cada persona es todo el tiempo, sin esperar una fecha en especial. Pero sabemos que ustedes viven una realidad artificial, llena de muchas cosas innecesarias; como si vieras una casa llena de adornos innecesarios, así es la vida del ser humano en la tierra, sin embargo, te diré lo que quieres saber, ya que las personas están receptivas a escuchar, la pregunta sería ¿Qué tan receptivas estarán a escucharse a sí mismos? a cada momento constantemente cada esencia en el pecho de un ser humano ha estado tratando de permear su conciencia, de hacerle saber lo que en realidad él es, de hacerle entender de dónde proviene el verdadero poder de creación y de cambio. Muchas personas se sienten abrumadas o impelidas a buscar un mejoramiento, un cambio de visión, de actitud, de hábitos, de realidades en momentos como éste, buscando hacer rituales, rutinas, planes, propósitos. ¿Qué hace diferente este momento de todos los demás momentos que la gente vive? Una vez más lo que les han impuesto. Abrir los ojos desde adentro y hacia adentro, encontrarse a sí mismos de verdad, sin accesorios externos como una vela, una hoja, una uva, un guía, sino simplemente estableciendo conscientemente un diálogo concreto con su parte más pura y sabia; a muchos les parece algo difícil de lograr. Entonces en este momento toco las esencias de todos los seres humanos para que cada una de ellas aclare el pensamiento y le dé contundencia a la comunicación, a la verdad, a la gran verdad que existe en sus corazones, no como algo romántico, ni ilusorio o cursi, sino como la poderosa realidad que les espera cuando ellos por fin se decidan a cruzar el umbral de sus propias limitaciones humanas. Sólo es necesaria la voluntad, no importa lo que ocurra alrededor, lo que los demás digan que se pretende en el mundo, no importa nada de eso cuando la gente o la persona de manera individual se da cuenta de lo preciado que tiene en su pecho: De aquí es de donde parte la manifestación de una vida diferente, de aquí es de donde parte la percepción de ser alguien distinto, de aquí es de dónde parten todos los cambios que anhelan, de aquí es de donde parte también lo material, la salud, la prosperidad, la bonanza, todas las cosas que se desean unos a otros parten del propio corazón de cada persona, no es algo que alguien les va entregar de afuera, es algo que ustedes se comprometen en un momento dado a manifestar cuando saben lo que son, y permiten ser guiados; es como si estuvieran perdidos en una montaña, buscarían una guía: Su corazón es la guía, su corazón en la brújula, son mucho más que eso. Si comprendieran la trascendencia que tiene este encuentro, este redescubrimiento, esta conexión, la vida de todo el mundo, de todas las personas que habitan esta tierra sería totalmente distinta y los cambios que todas las personas despiertas anhelan serían contundentes, y se precipitarían más rápido.
Hoy, cuando estés con quien estés, al final de este día que es como cualquier otro, revestido de la energía que todos los seres humanos emanan, de término, de celebración para muchos, de anhelo para muchos, toca tu corazón, cierra tus ojos por sólo unos segundos, evita el ruido externo, las creencias externas, lo que siempre has hecho, evítalo, no necesitas decir nada, sólo sentir los latidos de tu corazón, y ahí entenderás tu propia verdad, y no importa que mañana sea otro día común que marca el inicio de otro ciclo humano, sabrás que has llegado a lo que siempre buscaste, y no verás de la misma forma lo que has estado haciendo durante toda tu vida, este “inicio”, de la misma manera.
Quienes conocen ya a su esencia entienden perfectamente lo que digo, y más bien se empoderarán y sentirán como desde dentro de ellos surge una fuerza inexplicable y poderosa, se sentirán libres. Y tocarán con su ejemplo a muchas más personas.
¡Que el resto de su vida humana sea llevada de la mano de su esencia siempre!

Ivana Araya.

Fuente: El camino del guerrero

Leave a comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.